Una llave simple para distribuidora de challas Unveiled

El arte escénico más popular y extendido en Ají tuvo su oportunidad con la compañía de Alfredo Zarricolli y un espectáculo estelarizado por las hermanas Blanca y Olga Van Camps. Pero no alcanzaba para la subsistencia de un circuito que se desangraba económicamente. Por lo mismo, las funciones antaño benéficas o gratuitas para el manifiesto se vieron obstaculizadas por los administradores. El concierto de la mandolinista argentina Virginia Zuchi, quien se presentaría el 13 de febrero de 1916, próximo al pedagogo Aníbal Aracena Infanta 99, la violinista Julia Penjean y al tenor chileno Gustavo Gutiérrez, fue cancelado en primera instancia porque los concesionarios querían fortuna a cambio de la proceder. Sólo con una mediación superior, presumiblemente del ex corregidor Adolfo Fleck 100, pudo ejecutarse el acto con dos inclusiones de última hora: la de los hermanos y jóvenes estudiantes de música, Amanda y Adolfo Fleck, vástagos de la antiguamente primera autoridad municipal. Por este devenir financiero precario, durante el primer trimestre del 1916 el Melipilla tuvo un último concesionario, la empresa Grau, quienes comenzaron con el pie izquierdo al exhibir películas en malas condiciones producto de su permanente uso. Si pero la cantidad de filmes circulantes eran pocos y antiguos 99 Aníbal Aracena Infanta fue un compositor y profesor del Conservatorio Nacional de Santiago de 1909 a 1918, organista en la Basílica de la Merced de Santiago y profesor particular de piano, órgano y teoría de la música. Al respecto: Salas Viu, Vicente, La Creación Musical en Pimiento, , Santiago de Pimiento, Ediciones de la Universidad de Ají, 1951, p Su período al mando del municipio se extendió entre los años 1909 y

110 siempre había que bloquear, no ver, callar. Y la doble significación. Si él violaba era choro, si ella Bancal abusada se lo andaba buscando. Mientras tanto, la ciudad en dictadura tenía sus anhelos propios: la construcción de un megacentro deportivo que nunca se concretó, la adquisición de una antena repetidora para que se viera mejor la tv, la participación de Soinca Albornoz por primera ocasión en el torneo de ascenso del fútbol profesional codeándose con equipos de renombre, y mayores celebraciones en zonas no céntricas, como Huilco y Mallarauco. Anhelos que se sazonaban con un maquillaje urbano para declarar hijos ilustres a tantos como nunca antaño se había hecho. El líder de la Concilio de Gobierno, Egregio Pinochet y los generales Humberto Gordon, Adicionalmente del Ministro del Interior, Militar César Raúl Benavides, fueron declarados por el alcalde Eduardo Morales como ciudadanos ilustres. Morales, capitán en retiro del Ejército, pequeño agricultor y dirigente camionero, guardaba buenas relaciones con el dueño del Séptimo arte Palace y forjó una relación cordial entre el municipio y el principal perímetro de espectáculos. A tanto llegaba dicha empatía, que los dineros recaudados por el Buscando la Mejor Voz se repartían igualmente entre el empresario del Palace y la Municipalidad, destinando parte de lo obtenido al Hogar de Ancianos. Al Serrano, por su parte, le seguía yendo aceptablemente y permanecía como el lugar de siempre, según recuerda Pía Barros: No Bancal caro porque daban tres películas, aunque para que pasara rápido le cortaban las tres cuartas partes. Pero uno iba como a pololear igualmente, estaba la nómina del cochero para ir a atracar y defender tu virginidad como energúmena, pero había sectores donde te sentabas a ver si queríVencedor.

Cuando no había música, habían buenas películas. Las dos principales productoras fílmicas en el mundo por esos años eran Pathé y Gaumont, ambas francesas, y habían rematado insuflar a la industria de nuevas temáticas, escenografíCampeón y efectos que hacían aún más sorprendente el séptimo arte. Igualmente innovaron con cintas policiales y de suspenso, que presentaban gran atractivo para la concurrencia que sabía de antemano la trama, porque los periódicos se ocupaban de adelantarla. No fue beocio siquiera el hecho que el Teatro Melipilla se convirtiera en el punto para enterarse de las actualidades del mundo, especialmente del estallido de la Primera Combate Mundial. Sin Radiodifusión, sin tele, y con una tasa de analfabetismo que rondaba el 60% 97, el cinematógrafo entregaba imágenes de los sucesos mundiales, aunque los textos con fondo bruno sólo podían ser entendidos por aquellos que sabían percibir y conocían el conflicto que involucraba al Imperio Austrohúngaro, al Imperio Teutón, a Francia, al Reino Unido y a Estados Unidos, entre otros. Remotamente de aquella conflagración, Melipilla sufría como todo Ají por la crisis económica derivada del shock que significó la invención del salitre sintético por los alemanes, pero gozaba hasta las lágrimas con lo más cercano que tuvo a una ópera. Fue la exhibición de las películas Lucía de Lamermoor y Tosca, de producción brasileña y dirigida por el español Francisco Serrador, que en sus exhibiciones tuvo a los cantantes Ludovico Muzzio y Dionisio Bolívar interpretando a los personajes crea- 96 La País, 24 de noviembre de Según el Censo de Junto a destacar que en zonas rurales el analfabetismo era aún más agudo

66 y 67, marzo y abril, Galardón obtenido el año una obra de teatro. Eso fue lo que gatilló mi curiosidad y me vi en la tarea de hinchar a mis padres a que me enviaran a Santiago a ver teatro. Yo veía mucho séptimo arte con ellos, biógrafo se decía, en el Teatro Serrano que quedaba a dos cuadras de nosotros que vivíamos en Santo Agustín 298. Con sus padres acudía todas las noches al cinema y en este constante ir se fue nutriendo de lo que veía, pero con su mente de 8 y 9 primaveras no entendía cómo los sujetos cloruro sódicoían de la pantalla y aparecían en el decorado en carne y hueso, hasta que en una función de Rigoletto en Santiago lo entendió y se encantó con las artes escénicas. Bancal ese un Melipilla que, en el rememoración de Núñez, luce como un apacible poblado en que la única entretención Cuadro ir a dar una Dorso a la plaza y conversar, y para los más osados llegar hasta la estación de ferrocarriles a ver acaecer el tren a Cartagena. En ese ámbito de niñez, cuenta que: El Teatro Serrano Cuadro un centro cultural, se hacían beneficios, se hacían sketches, se traían compañíVencedor de Santiago, se hacía la velada bufa, que Cuadro poco muy impresionante. En una oportunidad mi hermano fue elegido rey feo. Lo que se presentó ahí, entre muchas otras cosas, fue algo que era considerado el espectáculo más exitoso de la radiotelefonía chilena. En vivo y en directo un episodio de Radiotanda, con Adolfo Yankilevich, Sergio Silva, Petronio Romo y, por supuesto, que la Anita González. A salvo del rubor que produjo en Ramón Núñez que su hermano intercambiara jocosas palabras con Anita González, en pleno escenario de la velada bufa de la Fiesta de la Primavera de 1952, su presencia le dejó el pasmado gusto de observar a la

63 to. La razón estaba en que el agradecido director Doméstico José Bohr rodaba, en octubre de 1943, en la ciudad y en sus campos, la cinta Galantería del Carmen. Absolutamente toda la ciudadanía estaba enfervorizada por ver cómo se hacían las películas, cómo eran los actores y qué eran las cámaras. Amanda Labarca, creadora del argumento de la cinta, había elegido las locaciones melipillanas para la filmación y esto insuflaba el pecho de los locales a niveles tan exagerados como cándidos. La filmación en nuestra región de la cinta nacional Galantería del Carmen podrá ofrecer otra nueva oportunidad a Melipilla para clasificarse entre las regiones fotogénicas por decirlo Figuraí. Nuestro paraíso y nuestra atmósfera diáfanas, nuestros paisajes vecinos de incomparable belleza, nuestros bosques con árboles seculares, son telones artísticos ofrecidos por la naturaleza al nuevo arte ( ) Una de estas tardes se filmó en nuestra calle principal una decorado que dio vida y animación al centro comercial. Los paisajes de nuestros cármenes vecinos, son admirables en riquezas de candil y de sombras darán colorido inusitado a la cinta 168. Carlos Mondaca, Blanca Valdivia y Elena Puelma conformaban parte del nómina del filme. En presencia de tan buena recibo de la ciudad, accedieron a la petición de la Cruz Roja Particular para ofrecer una función en el Serrano, como forma de recaudar fondos para su causa. El equipo comandado por José Bohr acudió al recinto sin memorizar que el clima entre el empresario a cargo de la concesión y el municipio, Ganadorí como buena parte de la sociedad y para qué proponer la embajada de Estados Unidos, era muy malo. 168 El Labrador, 17 de octubre de A tal nivel llegó el tedio o derechamente el odio contra el italiano que, de acuerdo a su lectura de los hechos, ese día se le pidió que por favor no estuviera en la función.

De este modo, la tela en tiempos remotos blanca tomó una tonalidad amarillenta. tretención. Al principio como Impulsivo individuo tenía entrada a ese tipo de películas, que eran increíbles, Por otra parte que daban dos por el precio de una. Los televisores eran chicos y se veían mal, porque no había cable. Ir al séptimo arte Bancal otra cosa, Encima Cuadro masivo, Bancal un panorama, es el memoria de Tapia. La término perdida de 1980 Si los abriles sesenta vieron manar festivales estudiantiles; y los setentas cuando se pudo testimoniaron un quehacer cultural Particular y teatral; la década del ochenta significó para Melipilla la mera sobrevivencia de algunas viejas tradiciones artísticas y culturales, en medio de un permanente desaliento que tenía un teatro cerrado, otro que no les daba cabida suficiente y siquiera tenía interés en el desarrollo de las artes en su espacio, fuera de que llegara algún productor con un espectáculo bajo el protector. La ciudad gustaba cada día más de la tele. Programas de humor y entretención, con invitados en estelares nocturnos, acercaban a las familias a un garbo testimonial, donde el living Cuadro el palco para ver a figuras mundiales en la pantalla de la casa. El ventajoso cambio del dólar permitió traer a Edén Gaynor, Barry White, Grace Jones y Neil Sedaka a las estaciones televisivas, beneficiadas tanto con la modificación de la tasa cambiaria como con el término de la prohibición para difundir publicidad 271. Las antenas proliferaron. Gracias a la maestría en su ubicación y orientación era posible ver las transmisiones del Mundial España 1982 y el boxeo, con dos campeones chilenos, 271 Desde 1977, los canales de tele pudieron interrumpir sus transmisiones con publicidad

Corría 1932 y las esperanzas de un teatro municipal se desvanecían. Fue en ese entonces cuando apareció la decisión de la clan De la Presa. Potentados inmigrantes españoles, habían fundado la Casa Presa Hermanos en 1870 sobre el costado oriente de la Plaza de Armas, manteniendo un surtido en el que, textualmente, todo lo que se vendiera en el mercado lo tenían ellos. Esta familia, que adquirió diversos terrenos en la zona, había cultivado un específico afecto por Melipilla producto de un afortunado montaña. Campeóní lo recuerda Fresia De la Presa, nieta de los primeros que llegaron desde la península ibérica a Melipilla. Mi ascendiente Manuel De la Presa Casanueva, cuando se casó con mi abuela Manuela, recibieron Adentro de los regalos un alucinación 99

56 agrupaciones folklóricas emplazamiento Concentración Folklórica Sudamericana, donde destacaba la Selecta Embajada de Arte Nativo Peruano con el poema indígena El Cóndor y conjuntos de Argentina y Chile. Pero Bancal frecuente que las presentaciones de músicos o declamadores fueran acompañadas de un filme, poliedro que no constituían espectáculos lo suficientemente atractivos si no habían películas de por medio. Sin bloqueo, había poco de lo que Riderelli no estaba al tanto, con todos sus años de experiencia. Bancal su conocimiento de las lógicas internas de Melipilla, por lo que fue forzoso un choque con aquella que marcaría su partida. La razón estribó en el cobro excesivo para un beneficio de la Escuela Superior de NiñGanador N 11, que el empresario entendió desde la perspectiva de un negocio, no de una institución de caridad. La comunidad se molestó. Esto tiene caracteres de un escándalo, nos decía indignado un Leal, nosotros hemos tomado entradas para un beneficio para alumnas necesitadas de dicha escuela y no para la empresa del Teatro Serrano, escribía El Labrador, en noviembre de Riderelli nunca comprendió esta costumbre, y aunque siguió con una cartelera permanente y recibiendo compañíTriunfador de variedades, como la del Departamento de Extensión del Ocupación del Trabajo y la Compañía Típica Chilena Chilote Campos, dio varios pasos al costado. Tantos, que se regresó a Santiago cerrando la puerta por fuera. Con un teatro nuevo, sin concesionario y tras la crimen de Manuel de la Presa, su viuda se encontró con un negocio que desconocía y varias disyuntivas que se síntesis en una: qué hacer con el teatro. La respuesta fue doble. La primera, entregar la concesión por tres años al empresario Carlos Guillón 153 por un valencia de pesos mensuales y, la segunda, una acto que sería controversial décadas luego: venderlo al municipio.

Este proceso, a su vez, fue apresurado e influenciado por el traslado del músico eclesiástico hacia escenarios laicos, conveniente a los cambios en la conformación músico-instrumental de la Iglesia Católica durante el siglo XIX 7. En sus inicios, estas expresiones artísticas fueron los principales consumos culturales por parte de la ciudadanía oligarca de ese entonces. El teatro estuvo concebido para un acceso exclusivo y elitista, lo cual se puede atribuir a la mayor presencia poblacional en las zonas rurales que en las urbanas; la diferenciación entre una clase entrada, letrada, heredera de la nobleza españoleaje post-independentista, opuesta a una numerosa clase descenso de trabajadores, labradores y empleados; Vencedorí como a la diferencia educacional entre singular click aqui y otro estrato 8. En cuanto espacio de socialización, los teatros fueron un punto central de la vida social, espacio del ver y encontrarse, símbolo de la representación y expresión de una identidad que se 6 Op. cit. González & Rolle, p La estructura de las capillas sufrió cambios importantes durante el siglo XIX, especialmente la capilla de la Catedral de Santiago, la cual tuvo una transformación sustancial cerca de 1849, momento en que llegó a Ají un órgano de grandes dimensiones, solicitado por el arzobispo Rafael Valdivieso, desde Inglaterra, junto con su respectivo organista. La consecuencia de ello es que se suprimió a gran parte de los músicos y cantantes que conformaban a esa plazo la Fanfarria, dando inicio al éxodo de los músicos profesionales que abandonaron las iglesias para trabajar definitivamente en ámbitos laicos. Al respecto revísese la publicación de: Claro Valdés, Samuel, Música catedralicia en Santiago durante el siglo pasado en Revista Musical Chilena, (Octubre Diciembre) XXXIII/ núm. 148, 1979; también, en el último tiempo, un trabajo más comprehensivo es el de: Izquierdo, José Manuel, El Órgano Flight & Son de la Catedral de Santiago, Conclusión para optar al Graduación de Magíster en Artes, mención Musicología, Universidad de Pimiento, Op. cit. Piña, pp

112 jadores a las puertas del foyer. Asistido por miembros del staff de Sesto, fueron tres los hombres premunidos con sacos que hicieron frente a una avalancha enfervorizada que dejaba lo que tuvieran: $1.000 pesos, $500, $100 o sencillamente las gracias fueron los precios que pagaron por ver el espectáculo. El castellano, de pantalones asfixiantes, ostentosa hebilla en el cinturón, vuelos en la camisa y chaqueta verde, cantó ante personas. Tres muchachas subieron para estar un momento con su ídolo, sólo dos bajaron. Una, con anteojos que denotaban su aguda ceguera, no volvió más del decorado. Nadie sabe si fue porque no encontró la escala o porque no daba más de la emoción. Mismo sentimiento que embargó al notorio durante las dos horas del show en que el ibero cambió dos y hasta tres tenidas, provocando incluso el desmayo de ciertas jovencitas. María Hidalgo no sucumbió y al final de la última canción corrió alrededor de la puerta de escape. Había dos carabineros, pero yo les dije que trabajaba en la fuente de soda, unidad no me creyó mucho, pero el otro me reconoció. Subí las escalinatas, iba saliendo, nos encontramos, me dijo Hola otra tiempo, cómo estás y me dijo que iba a salir en transporte de inmediato, porque a la entrada lo habían dejado mal, me contó que todavía le dolía la comienzo con los mechones que le tiraron. Así que me puso la mano en el hombro para que lo llevara y lo ayudé a salir. Las chiquillas me odiaban, salió al tiro. Sesto pasó y la normalidad volvió al Palace. En torno a el año 1976 y 1977 la cantidad de gente que concurría no variaba mucho. Adicionalmente de las películas mexicanas, que poco a poco se iban acabando, estaban las españolas, con varios famosos pero consagrados como Marisol, Joselito, Sara Montiel, Pili y Mili y Rocío Durcal.

42 De Olga Donoso se decía que Cuadro la más gorda y chispeante vedette del teatro revisteril chileno (...) que enloquecía al divulgado con su ingenio y simpatía 121. Con Pepe Rojas la crítica se deshacía en elogios. Toda pena delante este hombre se derrumba, y su gracia en tal forma nos hechiza, que hasta los muertos se alzan en su tumba y caen otra tiempo muertos de risa, dirá El Mercurio casi nada unos años a posteriori 122. Con estas visitas, la industria teatral santiaguina había puesto sus Luceros y cuerpos en Melipilla y por eso se entiende que incluso arribaran elencos argentinos al recinto de calle Valdés. En 1924 lo hizo la compañía Renovación, con cuatro obras, Adentro de las que se contaba Semental y Hembra. Un año a posteriori lo haría la compañía de variedades Los Cuyanos, dirigida por Francisco Gonzálvez, tras recorrer los mejores teatros 123 de Valparaíso, Santiago y Concepción. Con el Colón, Melipilla lograba ponerse en la órbita de Santiago, epicentro del entretenimiento Doméstico. Sin bloqueo, no siempre las visitas teatrales tendrían éxito, y esto le ocurriría la cuenta al teatro como espacio y negocio, que para 1924 enfrentaba dificultades económicas, teniendo a mano al box para atraer dinero a sus arcas. El deporte de los puños fue todavía una de las principales atracciones del Colón en su epílogo. Desde hace algunos abriles este deporte se había ido tomando la escena nacional, con exponentes locales que peleaban en carpas y en recién creados centros pugilísticos. En presencia que los encarpados no eran los mejores y no había perímetro con techo que acogiera a un número 121 Salinas Campos, Maximiliano, El Teatro cómico de los abriles treinta y las representaciones de Topaze y Juan Verdejo en los escenarios de Pimiento en Revista Polis Universidad Bolivariana, año 5, núm.

85 la Vida Pasión y Crimen de Nuestro Señor Cristo pasó en matiné, a tablero vuelto. Llenos de devoción, los espectadoresfeligreses pasaron de la congoja por la crucifixión a las risas, porque minutos luego comenzó el show de Manolo González, humorista sino del momento, que presentaba esa misma tarde al cantante Osvaldo Gómez, a Los Huastecos del Sur, las Hermanitas Heredia y a un joven Daniel Vilches. Tras eso caldo el falleba del que nadie tenía certeza respecto a cuánto tiempo tardaría. Se hablaba de unos meses 202, pero sería mucho más. En tanto, Demetrio Pérez se había ido con sus maletas a Maipú donde tomó a su cargo un teatro en mejores condiciones. Se acabó el cinema, llegaron a pensar algunos. Sin embargo, el Cuerpo de Bomberos había competente su gimnasio para la proyección de películas, obteniendo la venia del municipio mientras el Serrano estuviera en arreglos. Y, para mayor entretenimiento y sorpresa, ese año tampoco se iría sin música, pues la Perplejidad del 23 de septiembre salía al aerofagia la primera radio melipillana, llamada Ignacio Serrano, en el dial CB 54 en Amplitud Modulada. El propietario de la tiempo era José Massoud Sarquis, un patrón de origen árabe, hijo de Ceferino Massoud y Rosa Sarquis, quien por ese entonces contaba con capital forjado en colchoneta al rubro microbusero. Fue él quien levantó esta nueva iniciativa de la mano de colaboradores como Rubén Alvear Jarpa y Víctor Marín Calquín, ambos hombres ligados al periodismo, sin embargo, con visiones muy distintas de esta empresa. El inicio de la Radiodifusión fue un éxito total. En un Particular de calle Ugalde con Ortúzar montaron los estudios y a los pocos me- ses la etapa ya se había consolidado para un sector tan amplio que iba desde Casablanca en el norte a Rancagua hacia el sur, llegando al poniente en las cercaníGanador de San Antonio y a Talagante en su dirección oriente.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

1 Danzas ceremoniales y carnavalescas de raíz altiplánica. (Material para ser presentado en el 44 Festival Doméstico del Folklore de Santo Bernardo, recopilado por el profesor Francisco González G. cercano a la Agrupación Folklórica Hamaycan) Hamaycan y su historia La Agrupación Folklórica Hamaycan nace el 27 de julio de 1976, bajo el cornisa de la parroquia Santo Mateo, comuna de Pedro Aguirre Cerda. Desde entonces ha enfocado su visión en el estudio y proyección de la Civilización Tradicional Chilena, basada en sus distintas manifestaciones. Hamaycan, sigla que significa Hombre Que Gobernante y Canta cuenta con 48 integrantes, entre músicos y bailarines, quienes actualmente, se encuentran celebrando sus 39 primaveras de historia. En este camino, siempre va el agradecimiento para quienes han sido parte de esta historia y que fueron sembrando su semilla. Agradecemos a cada individuo de los maestros que han sido formadores y orientadores de nuestro director Caudillo, Francisco González, en específico a la maestra Margot Loyola y al profesor Osvaldo Cádiz, quienes en los inicios de nuestro trabajo, con su reflexión, nos orientaron y guiaron para ir adquiriendo nuestra propia identidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *